C/ Monteleón 50, Madrid

Tels. 91 827 23 09 / 651 367 487

Mail: info@campusacademico.com

Grandes fiascos de la ingenieria (1): Mars Climate Orbiter

Grandes fiascos de la ingenieria (1): Mars Climate Orbiter

El objetivo de esta sección, que inauguramos ahora dentro de nuestras acciones formativas y de divulgación en CA Formación, no es de reírnos de los males ajenos, sino el de poner sobre la mesa la importancia de ser meticulosos al máximo en lo que hagamos y de establecer un lenguaje de comunicación común.

Respecto a esto último, no nos referimos solo a un mismo lenguaje solo desde el punto de vista lingüístico. A continuación explicaremos por qué:

MCOEn 1999, la Mars Climate Orbiter (MCO) estaba destinada a llegar a Marte para estudiar el clima del planeta rojo. Estos estudios permitirían obtener evidencias del pasado del planeta y de saber cómo sería su futuro.

Era una maravilla de la tecnología, ensamblada en aluminio, 2,1 metros de altura y 1,6 metros de largo, estaba preparada para trabajar durante un año marciano (aproximadamente 2 años terrestres). Su coste: 125 millones de dólares. Una última curiosidad: tenía una memoria interna de 128MB.

Toda iba estupendamente después de más de nueve meses de viaje y seguimiento de la nave, hasta que los controladores empezaron a corregir la trayectoria de la nave para que se situara en órbita a unos 150 kilómetros de altura del planeta. Realmente, esta era una maniobra rutinaria en aquellos tiempos, no tenía mayor misterio y se había realizado anteriormente infinidad de veces.

trayectoriaLos controladores observaron que según iban corrigiendo la ruta de la nave, ésta se desviaba aún más, sin motivo aparente. Nadie supo dar una explicación….finalmente, dejaron de recibir señales de la nave.

¡¡Gabinete de crisis!! ¿Qué había pasado? La NASA se encontró ante un nuevo reto y surgieron todo tipo de fabulaciones. Esta comisión de investigación finalmente determinó que (¡sorpresa!) se había cometido un error en las unidades…¡¿cómo dice usted?!…sí, sí, un error en las unidades…

Para explicarlo más en detalle, en control en Tierra utilizaba el sistema métrico decimal (metro, segundo y kilogramo como unidades básicas de longitud, tiempo y masa), pero la nave utilizaba el sistema anglosajón. Por tanto, mientras que se enviaban los datos de corrección en Newton (kg * m / s2) a la nave, ésta lo interpretaba en libras. La equivalencia es de 1 lbf ≡ 4,448222 N.

En este video se observa una explicación más detallada de lo que pasó:

Si empezamos a pensar un poco en ejes relativos de rotación y Física aplicada al caso, nos daremos cuenta de que error se iba acumulando dramáticamente.

Sin comentarios, ¿verdad? Y este error, que ha pasado casi de puntillas a la historia (está claro que no interesaba máxima divulgación), lo tuvo la mismísima NASA, con un coste de millones de dólares y años de trabajo perdidos. Por cierto, no se ha vuelto a repetir desde entonces.

Por eso, al comienzo de la exposición, nos referíamos a la importancia de hablar el mismo lenguaje y que quede claro al inicio de cada nuevo proyecto. Obviamente, no solo el mismo lenguaje hablado o escrito (base fundamental de toda comunicación). Hay también, como hemos visto, otros lenguajes igualmente importantes.

Y tú: ¿Conocías este caso de errores en las unidades? ¿Sabes de alguno parecido? ¿Cómo se solucionó?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Designed & Developed by ThemeXpert

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies